El jefe de SUTEBA criticó que no se pueda negociar el piso salarial, en referencia a la resolución que además le quita poder a Ctera.

 

Roberto Baradel redobló las críticas contra el decreto del presidente Mauricio Macri que oficializó el fin de la paritaria nacional docente y que, además, le quitó poder de negociación al gremio mayoritario, Ctera. El jefe de SUTEBA calificó a la resolución de "mamarracho jurídico" y consideró que "lo más grave es que no se puede discutir el piso salarial".

El decreto 52/2018, publicado ayer en el Boletín Oficial, reglamenta la Ley de Financiamiento Educativo de 2006 y oficializa el piso del 20% por encima del salario, mínimo, vital y móvil. Así, a partir de ahora en la negociación docente nacional se tratarán solo cuestiones laborales y ya no salariales. Además iguala la representación de los gremios docentes nacionales en el espacio de debate, lo que le quita poder de negociación al gremio del que Baradel es secretario adjunto.

Además reiteró que harán una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por "prácticas antisindicales" y rechazó el tope de 15% en aumentos salariales que impulsa el Gobierno, en línea con la meta de inflación prevista para este año. "El Instituto de Estadística de los Trabajadores, de CTA y CGT, estableció una proyección de inflación del 23,3%", afirmó en una entrevista a Radio Mitre.

"Queremos una pauta real en la discusión, agregándole la cláusula gatillo", reclamó el jefe del más grande de los sindicatos docentes bonaerenses. Justamente el Gobierno quiere que este año no se implemente esta cláusula, que se activa en caso de que la inflación supere el aumento acordado, para compensar una eventual pérdida del poder adquisitivo.

El decreto de Macri modifica al anterior, del 2007, firmado por el entonces presidente Néstor Kirchner, que fijó las pautas para la negociación a nivel nacional entre los gremios docentes y el Gobierno al reglamentar el artículo 10 de la Ley 26.075 de Financiamiento Educativo. La resolución habla de una "actualización del ámbito de discusión del convenio marco", que garantice la "equidad en la representación de todas las voces" con el objetivo de "mejorar las condiciones generales de los docentes del Sistema Educativo Nacional".

Con este argumento, el artículo 1 determina que "la representación de los trabajadores docentes del sector público de gestión estatal en el convenio marco, será ejercida por un miembro de cada asociación sindical" del orden nacional. Así iguala la presencia de los gremios, que, hasta ahora, era proporcional a su cantidad de afiliados a nivel nacional.

En el ámbito de discusión del llamado "convenio marco" de las negociaciones docentes Ctera tenía una presencia mayoritaria frente a los demás gremios nacionales, que son la Unión Docentes Argentinos (UDA), los privados del Sadop, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) y la Confederación de Educadores Argentinos (CEA). El decreto, además, separa los ámbitos de discusión de ese "convenio marco" para la educación pública de gestión estatal y para la educación de gestión privada.

El artículo 4 deja en claro que el ámbito de discusión entre el Gobierno nacional y los gremios docentes a nivel nacional se dedicará a cuestiones laborales, del calendario educativo y de la carrera docentes. Al enumerar los temas que serán abordados en ese espacio deja afuera el salarial.

"En lo referido al salario mínimo docente, queda establecido que el mismo no podrá ser inferior al 20 por ciento por encima del salario mínimo vital y móvil vigente, acuerdo arribado entre las asociaciones sindicales y el Poder Ejecutivo Nacional según el acta suscripta entre las partes de fecha 25 de febrero de 2016", indica este artículo.

G.I

Compartir

Comentarios