El artista tucumano, que hoy forma parte del elenco de Flavio Mendoza en Carlos Paz, dijo que prefiere hacer su carrera "sin exposiciones mediáticas complicadas". El oficial Gordillo contó cómo se vive la temporada en esa villa turística y manifestó su admiración por Gladys La Bomba Tucumana.



Miguel Martín sigue sorprendiendo a los tucumanos porque este año se sumó al elenco de Mahatma como responsable del segmento humorístico.

El artista tucumano, que saltó a la fama nacional con su personaje del Oficial Gordillo, demostró que es una de las acertadas novedades de esta mega apuesta de Flavio Mendoza. Sin embargo, mantiene su esencia y dialoga con la prensa con esa singularidad y simpleza que lo llevó a conquistar varios escenarios.

En diálogo con LV12, contó que la temporada en Carlos Paz "está hermosa, por lo menos Mahatma está muy bien y las otras obras también les está yendo bien, no hay tantas obras como el año pasado que había 70 y ahora hay 35".

Para el humorista no es novedad encontrarse todas las noches en el teatro con algún tucumano que lo saluda. "Todas las noches hay uno de Tucumán diciéndome: "soy de Tucumán, los tucumanos están a full", comenta. 

Martín cuenta que el formar parte de la compañía de Flacvio Mendoza significa que "se te van abriendo puertas y te van tratando un poco mejor en algunos lugares. También la gente se va dando cuenta que uno la viene remando y tenés otras licencias porque estás con Flavio Mendoza". Sin embargo, aclaró que le gusta ir haciendo su carrera "paso a paso, sin exposiciones mediáticas complicadas y que sobretodo la gente me conozva por los chistes. Si vos hacés kilombo, tenés toda la prensa encima. Acá tenés muchas oportunidades de merterte en kilombo  y si lo haces tenés mucha prensa, pero yo siempre prefiero zafar", confesó. 

Consultado sobre su relación con Gladys La Bomba Tucumán, que también se encuentra haciendo teatro en Carlos Paz, el humorista expresó su admiración hacia la cantante tropical. 

"Yo a Gladys la adoro, para mí es un prócer viviente tucumano, aunque muchos la critiquen. Es un gran referente, es una gran artista. El otro día estábamos cenando en un restaurante cheto, entró y se pararon todas las mesas a sacarse fotos. En cambio entro yo y ni el mozo me mira. A Gladys la adoran, es una ídola", cuenta. 

En cuanto a las crítticas que puede recibir de algunos sectores, dijo: "yo tengo algo claro, nunca le podés caer bien a todo el mundo. Si tratás de caerle bien a todo el mundo, fracasas de seguro". 

El oficial Gordillo admitió que fue "un proceso largo" hacer que espectadores de las otras provincias, principalmente de Buenos Aires, se adapten a sus chistes, teniendo en cuenta la terminología que utiliza. "La gente se ha metido a investigar el significado de algunas palabras tucumanas y hoy me da mucha alegría". 

Para finalizar, contó que es Candidato a Labor Humorística en Show por los Premios Vos y los premios Carlos. 

G.I

Compartir

Comentarios