El jefe de Gabinete respaldó a su par de Trabajo después de que trascendiera un audio con insultos a su doméstica.

 

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió a respaldar al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que enfrenta la denuncia de una casera de su hermano a quien la insultó en un audio por WhatsApp. "Es un excelente ministro", señaló Peña y aseguró que un exabrupto "no invalida su calidad como funcionario, como persona ni su integridad".

Así buscó frenar la embestida que prepara un sector de la oposición en el Congreso que quiere que el ministro vaya a dar explicaciones. Es que además del insulto, luego trascendió que ese empleada, Sandra Heredia, fue nombrada durante la intervención del Ministerio en un gremio y que el hermano del ministro la tenía en negro.

Después de que salió el audio, Triaca explicó que su enojo con la casera fue porque estaba por llegar una visita a la quinta, ella estaba retrasada y él la necesitaba para que le alcanzara una silla de ruedas.
Peña dijo, en declaraciones a Radio Mitre, que el titular de la cartera laboral "ya se disculpó" por sus expresiones.

"No está bien, está mal", dijo Peña respecto al exabrupto de Triaca. Sobre la función que desempeñaba Sandra Heredia en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu), gremio intervenido por la Justicia tras la detención de su titular Omar "el caballo" Suárez, dijo que "fue un error haberla elegido para la delegación" de ese sindicato, pero dejó claro que "fue a trabajar" y que la intervención del Somu fue "ejemplar".

"Creemos que fue un error. Hemos elevado la vara y tenemos que estar a la altura, pero no invalida su calidad como ministro, como persona, ni su integridad, y lo que ha logrado como ministro, es un excelente ministro, y lo respaldamos", dijo Peña.

Asumió que "es un alerta" para todos los funcionarios, ya que "la sociedad no quiere que se tenga un estándar bajo" y dejó claro que no sentían desde el gobierno que el exabrupto del ministro "sea algo" que ponga en riesgo "el cargo".

G.I

Compartir

Comentarios