El proyecto genera inclusión financiera e inclusión social. El ingeniero Jorge Mendoza explicó en qué consiste.



Zing es un “asistente adaptado” que permite realizar pagos presenciales y compras online a personas con dificultad visual. Se trata de una app que brinda seguridad y confianza a personas ciegas a la hora de realizar sus pagos en comercios y los introduce por primera vez a experimentar el comercio electrónico de manera independiente.

El proyecto nació en el momento que el ingeniero Jorge Mendoza, quien lidera el equipo de Zing, se preguntó ¿Cómo hacen las personas ciegas para pagar? ¿Y cómo hacen para comprar? Desde entonces el equipo comenzó a investigar. Conocieron a Adan y Cintia, ambos personas ciegas de la UNJu, quienes para pagar “dependen de alguien de confianza que les clasifique los billetes en efectivo, y en el comercio, si les corresponde que le den un vuelto, deben confiar en que el comerciante les dé el cambio correcto. Además en diferentes situaciones les pasó que al pedir al comercio un jugo sabor a pera, al llegar a su domicilio y abrir la botella resultó ser de manzana”, dijo Mendoza y continuó: “estas cosas son las que movilizaron a Zing, el compromiso para aportar una solución a un problema de la sociedad, y entender que la sociedad debe ser adaptada para estos casos, así como existen rampas para personas con sillas de ruedas, deben existir medios para que las personas ciegas accedan a realizar sus transacciones con normalidad, esto es generar igualdad e inclusión social”.

El impulsor de la iniciativa explicó que "es una aplicación destinada para personas con dificultad visual que está basada en tres etapas: la primera tiene que ver con el reconocimiento de billetes, la segunda tiene que ver con la incorporación de supermecados a la plataforma de tal manera que puedan hacer compras desde el teléfono de una manera natural y la tercera etapa tiene que ver con que las personas ciegas puedan hacer uso de Home Banking. La primera parte ya la hemos lanzado y ahora vamos por la segunda fase".

En este segunda etapa, a través del parlante del smartphone se le avisa a la persona el monto que se está por debitar de la tarjeta y haciendo el dibujo de un patrón en la pantalla, el mismo queda autorizado.

“El audio le dice cuánto es lo que se está por debitar de la cuenta o de la billetera electrónica y la persona lo autoriza, por ejemplo, dibujando un triángulo y un punto o el patrón que la persona fije previamente”, explicó Mendoza.

La certificación de la firma es otro problema al que se enfrentan las personas ciegas: “En los bancos o negocios muchas veces les piden un escribano, testigos o -incluso- la impresión de la huella digital, algo que sienten como una ofensa, dado que ellos saben firmar. Con esto habría una certificación electrónica”.

Zing utiliza tecnología de gestos en el móvil y guía por audio, así incorpora funciones de reconocimiento de billetes, guía por audio hacia un ATM adaptado, pago con tarjeta de crédito, débito y con billeteras digitales que se asocien al asistente Zing, está en una versión demo y la evolución del proyecto se puede seguir en su web www.bin-tech.net/zing o al mail jormendoza@gmail.com.    

G.I

Compartir

Comentarios