Esta foto es un ejemplo a seguir. Un simpatizante de River le pidió una foto al simbolo xeneise

Dicen que quien trata bien a la pelota se gana el cielo del futbolero. Es el caso de Juan Román Riquelme, máximo ídolo de la historia de Boca, quien siempre traspasa los límites de cualquier camiseta.

El enganche fue a presenciar el Superclásico de verano a Mar del Plata. Allí, pese a la derrota del Xeneize, Román sintió el afecto de toda la platea, que mezclaba a los hinchas de River y Boca.

Un fotógrafo argentino captó el momento justo donde un simpatizante del Millonario se acercó a Riquelme para pedirle una foto. La misma generó varias reflexiones y halagos para ambos.

Fuente bolavip.com

Compartir

Comentarios