Mientras en Argentina el Gobierno respaldó a Jorge Triaca y le dio vacaciones tras la denuncia de su ex empleada por estar contratada informalmente, en el país vecino la Justicia paró la asunción de la diputada Cristiane Brasil por no pagarle correctamente el salario a dos choferes.

El Tribunal Superior de Justicia (STJ) suspendió la jura prevista para este lunes- de la nueva ministra de Trabajo de Brasil, Cristiane Brasil, después de que un juez en primera instancia considerara que está inhabilitada para ejercer el cargo por haber tenido a dos conductores a los que nunca formalizó su contratación. El caso es similar al denunciado días atrás por Sandra Heredia, ex empleada del ministro argentino Jorge Triaca.

Cristine Brasil Francisco fue condenada por la justicia laboral brasileña por haber tenido a los dos empleados contratados informalmente. Uno de ellos era un conductor que que trabajaba 15 horas por día para ella y su familia.

La jura del cargo fue suspendida el 8 de enero por un juez federal de Río de Janeiro, Leonardo da Costa Couceiro, en base a una acción en contra de Brasil, pero el presidente Michel Temer había anunciado la ceremonia para éste lunes 22 de enero.

Brasil Francisco es hija del líder del PTB, el ex diputado Roberto Jefferson, un corrupto que confesó la distribución de dinero ilegal en el primer gobierno de Luiz Inácio Lula da SIlva.

G.I

Compartir

Comentarios