La decisión la tomó la Unidad Fiscal de Investigaciones. Ahora, el juez deberá resolver si los indaga y procesa.


El líder del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, y su hijo Pablo, fueron imputados en la causa donde se investiga una presunta asociación ilícita por la cual se habría defraudado por millones de pesos al Independiente. En el caso también está involucrado Pablo "Bebote" Álvarez, líder de la barra del Rojo y detenido en octubre.

De acuerdo a lo explicado en Telenoche, la fiscal Viviana Giorgi, que entiende en la causa, los notificó que peritaran las computadoras secuestradas en los allanamientos en Independiente.

Por su parte, el abogado de Moyano, Daniel Llermanos, minimizó la operación de la Justicia. "No hay imputación alguna. Es simplemente informar a las autoridades del Club la existencia de la causa. La diligencia judicial está interpretada maliciosamente. No forman parte de la causa ni hay investigación sobre ellos", aseguró a Toda Pasión.

El juez de Garantías de Lomas de Zamora, Luis Vitale, recibió la imputación formulada por la Unidad Fiscal de Investigaciones. Este mismo magistrado es el que en noviembre ordenó la detención de Noray Nakis, dirigente de Independiente, y de otros 14 allegados al gremio, entre los que estaba Roberto "El Polaco" Petrov, custodio de Moyano.
Ahora, Vitale deberá decidir si los convoca a una declaración indagatoria y, partir de ahí, procesa a los imputados. De acuerdo con fuentes judiciales, ambos ya fueron notificados de las novedades en la causa.

Mientras tanto, el martes, la Justicia anunció que investigará al líder sindical por presunto enriquecimiento ilícito en la compra de viviendas de lujo, en Parque Leloir. La denuncia, realizada por la diputada de Cambiemos, Graciela Ocaña, apunta a que Moyano, presuntamente, adquirió propiedades con fondos provenientes del lavado de dinero.

G.I

Compartir

Comentarios