"Lemons, lemons, lemons".

Oris de Roa, el nuevo embajador argentino en Estados Unidos, presentó sus credenciales ante el republicano y en los breves minutos que duró la ceremonia también se escuchó una pequeña broma por parte del magnate que agregó efusivo: “¡lemons,! ¡lemons!, ¡lemons!” en referencia a la exportación de limones que estuvo trabada varios meses y que se liberó tras la visita el año pasado del presidente argentino.

“El probablemente no sabía que yo estuve varios años involucrado en ese proceso”, dijo sonriente Oris de Roa –vinculado a la industria exportadora de cítricos- en un encuentro con corresponsales en Washington. 

El embajador agregó que busca “trabajar para acercar aún más a las dos sociedades” en temas políticos, de ciencia, educación y tecnología. . “La agenda argentina no es una novedad, lo importante es ver cuál es la agenda del otro lado. Si no vemos cuál es la necesidad del otro difícilmente avancemos”, señaló el flamante embajador y agregó que se reunirá con legisladores y funcionarios estadounidenses para agilizar ese proceso.

Sobre las trabas del ingreso del biodiesel a Estados Unidos, señaló que más allá de los reclamos que la Argentina haga a la Organización Mundial del Comercio, él seguirá el tema porque “la posición argentina es seguir negociando”.

Oris de Roa tiene una extensa trayectoria en el mundo del agronegocio, ya que presidió e integró los directorios de la cerealera Continental, la exportadora de limones San Miguel en Tucumán, la frutícola Expofrut en Río Negro, la destilería de aguardiente PDA y la avícola Avex, entre otras empresas. También se desempeñó en la compañía Orocobre, de explotación de litio en el salar jujeño de Olaróz, y la firma Toolbox de inversiones en empresas.

Cursó una maestría en Administración Pública en la Escuela de Gobierno de la Universidad de Harvard. Fue también miembro del Consejo Consultivo del David Rockefeller Center For Latin American Studies, del Consejo de Administración de CIPPEC e integró el Consejo de Administración en el Universidad de San Andrés.

Fuente Diario Registrado

Compartir

Comentarios