El ingeniero Ricardo Ascárate, subsecretario de Infraestuctura del Plan Belgrano, culpó a la falta de mantenimiento de los canales de riego y desagüe. Por su parte Pablo yedlin, diputado nacional aseguró que las inundaciones fueron por la cantidad de agua que llovió. Las obras no llegan a la provincia.

Por la gran cantidad de agua caída registrada en la provincia, varias localidades de la zona este y sur se inundaron provocando anegamientos en varios barrios. 


"El ingeniero Ascárate se ha olvidado de cómo es la hidrografía y el sistema de riego que tiene la provincia de Tucumán" ironizó el doctor Yedlin y agregó, "el sistema de riego tiene tres canales que se van haciendo cada vez mas pequeños.La inundación de Ranchillos tuvo que ver con la cantidad de agua caída ,no tuvo que ver con el cierre de las compuertas". 


Por su parte Ascarate explicó "en la provincia hay dos sistemas uno de desagüe y uno de riego,hay que mantener limpios los desagües y los canales de riego no pueden estar llenos en las tormentas de verano". Y afirmó que "en ranchillos la falta de limpieza en los desagües provocó que no escurra el agua y se inunde .En Santa Lucía las acequias han desbordado y se inundó porque los desagües estaban sucios y tapados". 


Sin obras

Yedlin adelantó que esta semana el ministro del Plan Belgrano, el correntino Carlos Vignolo se reúne con el gobernador de la provincia Juan Manzur.
"Ascárate debe interiorzarse de los temas de la provincia y asegurarse que las obras lleguen a Tucumán", cerró.

Compartir

Comentarios