Ocurrió en Güemes el jueves pasado. Nuevamente surge la polémica con esta raza.

El hecho ocurrió el jueves pasado, cuando en una reunión familiar el perro de raza pitbull quiso quitarle la comida de la mano a un bebé de 2 años, que almorzaba en la falda de su abuela.

El perro furioso, atacó al menor mordiendole la zona derecha de la cabeza, los familiares lograron que el animal suelte al menor.

Ante la gran pérdida de sangre, inmediatamente trasladaron al bebé en el auto particular de la familia al hospital local, en donde fue asistido de urgencia, por las lesiones de gravedad que presentaba.

Compartir

Comentarios