Bujazha declaró como imputado un día después de que se le pidiera la preventiva al piloto Salazar Cardona.

Sergio Bujazha, manager de Loma Bola y titular de una empresa que se dedicaba a hacer vuelos biplaza de parapente, fue imputado por la Justicia, que lo consideró coautor de la muerte de la médica concepcionense Natalia Vargas. La acusación surgió a las pocas horas de que se conociera que se solicitó que se le dicte la prisión preventiva a Ariel Salazar Cardona, el piloto que llevó a la joven en la tragedia, quien está acusado de homicidio culposo agravado.


La joven llegó a Loma Bola para realizar un vuelo el 29 de diciembre. Cayó al vacío al poco tiempo de haber iniciado el viaje. Salazar Cardona dijo que la médica sufrió un ataque de pánico y que se cayó al vacío sin que él pudiera hacer nada. Sin embargo, los amigos de Natalia que estuvieron en el lugar dijeron que la víctima estaba tranquila y que ellos creían que falló la seguridad.

La tragedia de Loma Bola en siete claves: muerte, varias contradicciones y una detención

El empresario se presentó ayer a declarar en tribunales. Ahí se enteró de que la fiscala María del Carmen Reuter consideró que tuvo responsabilidad en el percance, ya que no hizo nada para controlar que sucediera la tragedia.


“Él no pudo hacer nada porque él había despegado antes que Salazar. También dio varias explicaciones sobre cómo es el deporte y cuáles son las medidas de seguridad que normalmente se toman”, explicó Carlos Picón, defensor de Bujazha.

Fuentes judiciales confirmaron además que el empresario dijo que Salazar Cardona contaba con uno de los mejores instrumentos de seguridad, pero que habría cometido un grave error al no haber revisado que esté bien colocado.

El Gobierno evalúa permitir el parapente, pero sólo como deporte

El piloto está acusado de un delito excarcelable, pero la fiscal pidió que se le dicte la prisión preventiva por haber entorpecido la investigación judicial. Se le cuestiona, por ejemplo, haber ocultado la tarjeta de memoria de la cámara gopro que tenía en el momento del accidente y por haber mentido sobre cuál era su domicilio real.

En la causa hay otras tres personas acusadas de encubrimiento, porque se sospecha que ayudaron a ocultar la tarjeta donde están las imágenes del vuelo.

Compartir

Comentarios