Un chofér de la Línea 12 decidió cambiar el recorrido para buscar a sus familiares que estaban atrapadas por la lluvia.


Los pasajeros no se mostraron nada contentos con esta decisión que hizo que llegaran tarde a sus destinos.
    

La relación entre choferes, empresarios y pasajeros de las líneas de colectivos de Tucumán está particularmente tensa, debido al conflicto salarial que enfrenta a los dos primeros, y que deja en medio a los usuarios que se resienten cada vez que un paro restringe el servicio o por la mala condición de las unidades debido a la falta de inversiones.

De este modo, cualquier situación irregular puede desencadenar un problema, y más si se interpreta que hay un abuso de poder, como en el caso vivido por los pasajeros de la Linea 12 este domingo.

Según registró y compartió en su cuenta de Twitter la periodista Analía Jaramillo, un interno de la mencionada empresa se desvió considerablemente de su recorrido por un motivo insólito, el chofer quería buscar a su esposa y a su hija para resguardarlas de la lluvia.

 

 

 

 

Nadie discute que se trataba de una buena causa, pero muchos de los pasajeros iban a trabajar, y terminaron llegando tarde por la decisión personal del conductor, que no se salió unas cuadras solamente de su camino, sino que hasta se metió en un barrio que no formaba parte de la ruta.

Cabe recordar que existen consideraciones especiales para los pasajeros para los días de tormenta, por ejemplo cualquier persona puede pedir descender en cualquier esquina del recorrido, aunque allí no haya una parada, y el chofer está obligado a hacerlo. 

 

 

Compartir

Comentarios