La compra de medicamentos representa para el PAMI cerca del 30% de su presupuesto. El organismo estatal busca reducir costos en medicamentos oncológicos.

El Gobierno dio la orden a la obra social de jubilados y pensionados, PAMI, que este año reduzca su gasto presupuestario un 11 por ciento que en términos reales representará un ajuste mayor debido a que la inflación para este año superará el 19 por ciento.

Para llegar a las metas de ajuste, PAMI apuntará a recrudecer su postura ante las cámaras farmacéuticas y comprar los medicamentos a un precio más barato.


"Lo que está buscando el PAMI es comprar a precios más baratos. Esto puede ayudar también a que el afiliado que compra con descuento termine pagando menos", se escudaron desde la obra social a La Nación y aclararon que “de ninguna manera se está pensando en tocar las prestaciones ni los descuentos. Se está hablando sólo de los precios de los medicamentos”.

El PAMI brinda cobertura a unos 5 millones de jubilados y pensionados y es responsable del 40% de los medicamentos que se venden en el país. Ante una nueva negociación con las cámaras farmacéuticas, la obra social planteó que este año destinará 2400 millones mensuales a la compra de remedios, contra 2700 millones que pagó en 2017.

Para reducir los costos, el Gobierno buscará precios más baratos para 23 productos oncológicos y de tratamientos especiales y para otros 50 ambulatorios.


Advirtieron que muchos medicamentos se venden en la Argentina a precios superiores a los que se consiguen en países desarrollados, no obstante, no hablaron sobre la calidad de los medicamentos a la hora de buscar “mejores precios” para reducir los gastos.

En tanto, la obra social todavía tiene una deuda corriente con los laboratorios de al menos $1400 millones y en los últimos 9 meses de 2017, logró bajar del 15 por ciento al 2,4 por ciento el déficit de su presupuesto. La compra de medicamentos representa para el PAMI cerca del 30%.

Compartir

Comentarios