Por el feriado de carnaval, el Registro Civil está cerrado, pero a los turistas supersticiosos se les presenta el desafío de viajar o no en la fecha "maldita".


"No te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes". Así reza el popular refrán respecto al martes 13, fecha más que temida por los supersticiosos.

Este mes, el día "maldito" coincide con el feriado de carnaval, por lo que quienes quieren desafiarlo contrayendo enlace no podrán hacerlo porque las oficinas del Registro Civil están cerradas. ¿Pero qué pasa con aquellos que igual quieren o tienen que viajar?


Una operadora de ventas de una reconocida empresa de viajes en barco a Uruguay contó a minutouno.com que siempre hay expectativa sobre cuántos viajes habrá en esa fecha. Sin embargo, como es cambio de quincena, "los pasajeros cruzan los dedos y se embarcan igual", sostiene.

"En este caso se suma que es fin de semana largo por carnaval, así que la gente tiene que regresar de sus destinos el mismo martes", puntualizó la empleada.

Lo que sí tienen en cuenta los pasajeros a la hora de comprar sus tickets es la ubicación: son muchos los que evitan el asiento 13 o toda terminación con ese número.

Así los supersticiosos tratan de paliar su triscaidecafobia, tal como se llama al temor a viajar los martes 13.

El origen del mito

Desde la Antigüedad, el número 13 es señalado como de mal augurio. La creencia proviene de la Última Cena, donde estaban los doce apóstoles, siendo Jesús el decimotercer comensal. A esto se suma que la Cábala enumera a 13 espíritus malignos, al igual que las leyendas nórdicas. Y en el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia.


A finales de la Edad Media, fue un martes el día en que cayó la ciudad de Constantinopla, lo que significó un profundo trauma para las potencias cristianas. Además, a ese día se lo asocia al Dios de la Guerra pagano, lo que también contribuyó a que se lo considere de mala suerte.

Para vos, ¿el martes 13 es de mala suerte, buena suerte o un día más?

Compartir

Comentarios