El cuerpo fue encontrado en el fondo de una vivienda en bolsas de plástico. La Policía investiga el caso.

Durante la tarde del lunes, la Policía halló un cadáver en el fondo de una vivienda ubicada en calle 9 de Julio al 1500. El cuerpo es de una persona que, después de ser asesinada, fue seccionada en dos, colocado posiblemente en dos bolsas y arrojado al fondo de la casa que según los vecinos estaba deshabitada. 

Hasta el momento se desconoce el sexo del cuerpo por la descomposición avanzada. Tampoco saben si podrán hacerlo a través de las huellas dactilares. Se cree que la persona tendría entre 35 a 50 años y podría ser mujer. 

Por otro lado la Policía buscaba en los registro una denuncia sobre la desaparición de alguna persona en los últimos días. 

Denuncia 

Francisco Gramajo, vive en la casa -deshabitada hace tres años por una suseción- de al lado donde fue encontrado el cadáver. El fuerte olor llevó a que llame a las autoridades policiales para conocer que ocurría. 

La mujer de Gramajo contó en a La Gaceta, que observó detrás de unos arbustos las bolsas con el cuerpo. “Mi esposo volvió rápidamente a la casa y me dijo que encontró un cuerpo. No le creía y fui a comprobarlo, y ahí estaba”, dijo y se pregunta como podría haber llegado a ese lugar ya que la puerta de entrada del lugar no está forzada. La Policía continúa investigando para conocer que ocurrió. 

Compartir

Comentarios