El presidente de los Estados Unidos recibió una carta del líder norcoreano. El encuentro sería a fines de mayo.


Parecía imposible un acercamiento pero es verdad: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunirá con el líder Kim Jong-un en Corea del Norte con la desmilitarización como eje. El encuentro bilateral será a fines de mayo.

La información surgió primero en medios norteamericanos, hasta que la secretaria de Prensa, Sarah Sanders, lo confirmó en Twitter: "Agradecemos las palabras de la delegación de Corea del Sur. El presidente aceptará la invitación para encontrarse con Kim Jong-un en el tiempo y lugar a determinar".

Además, la funcionaria aclaró que buscarán ponerse de acuerdo con un plan anti nuclear, pero advirtió: "Por el momento todas las sanciones se mantendrán". El asesor de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, dijo que Kim había expresado su "interés en encontrarse con el presidente Trump tan pronto como sea posible". Por eso, el encuentro sería en mayo.

De producirse la visita, sería el encuentro más importante entre los dos países en más de una década, tras años de una disputa nuclear permanente, tanto durante las dos gestiones de Barack Obama como la actual administración republicana.

Compartir

Comentarios