Existe una incertidumbre política por los partidos que componen la coalición

Un avance histórico de las fuerzas antisistema, euroescépticas y de ultraderecha, que lograron la mayoría en votos y escaños en las elecciones legislativas del domingo, sumió a Italia en la incertidumbre política. El Movimiento 5 Estrellas y los partidos de extrema derecha se beneficiaron del rechazo a la vieja clase política. Italia votó en sintonía con los británicos que optaron por el Brexit, los estadounidenses que dieron la victoria a Donald Trump y otros países de Europa donde la extrema derecha vive un nuevo impulso. Por un lado la coalición de derecha, encabezada durante la campaña por el magnate y tres veces primer ministro Silvio Berlusconi y su partido Fuerza Italia, aliado entre otros con los xenófobos de la Liga Norte y los neofascistas Hermanos de Italia, según los resultados parciales con 73% de las mesas escrutadas. Por otro lado la formación antisistema del M5E, que se presentó en solitario, se confirmaría como el mayor partido de Italia con cerca del 32% de los votos, según las proyecciones que muestran un ascenso espectacular de la formación creada en 2009.

Compartir

Comentarios