Los "rompevidrios" fueron capturados en la zona sur de la capital cuando cometían un ilícito. La víctima no quiso hacer la denuncia.

La Policía detuvo a tres hombres que estarían vinculados a los robos en los semáforos. Los “rompevidrios” destrozaban las ventanillas de los vehículos para sacar las pertenencias de los conductores.

En la zona sur de la capital, luego de una persecución, los policías detuvieron a los sospechosos. Entre sus pertenencias tenían una radio portátil que era utilizada como inhibidor de alarmas. Los delincuentes ofrecieron dinero a cambio de no mencionar en la casa el aparato que era utilizado en los robos.

Procedimiento

Según informa la Policía, motoristas del Sistema de Emergencia 911 observaron un grupo de personas en un automóvil -Fíat Duna blanco- robando las pertenencias desde el interior de un auto en la esquina de General Paz y Miguel Lillo. Los alcanzaron en el pasaje O’Higgins al 900.

Se trata de Miguel Migliori, de 21 años y los hermanos Roberto y Hernán Gauna, de 26 y 23 años, respectivamente. Dentro del vehículo encontraron teléfonos celulares y varios chips, además de un GPS. Pero lo que llamó la atención de los policías fue una radio portátil, que habría sido empleada como un inhibidor de alarmas.

Según consta en las actuaciones, estas personas les habrían ofrecido $ 15.000 a los uniformados para que “no aparezca el inhibidor”. La victima del robo no quiso hacer la denuncia por miedo a represarías.

La fiscala Adriana Giannoni ordenó que fueran detenidos por los delitos de robo y tentativa de extorsión publicó La Gaceta.

Compartir

Comentarios