El descubrimiento de los elementos fue en la montaña más alta del país

Elementos prehispánicos de lo que puede haber sido un adoratorio y punto de observatorio astronómico fueron descubiertos en el volcán Pico de Orizaba, la cumbre más alta de México, informó el Instituto Nacional de Antropología (INAH).

Los vestigios se encuentran en la ladera oeste del volcán, localizado en el oriente de México, entre los estados de Veracruz y Puebla, con una altura de poco más de 5.600 metros sobre el nivel del mar.

"Se identificó una estructura de tipo cuadrangular que podría corresponder a un adoratorio prehispánico con posible uso astronómico y ritual denominado tetzacualco, como los registrados en el Iztaccíhuatl, el Popocatépetl y en el Monte Tláloc", también volcanes, señala un comunicado del INAH.

 

 

Compartir

Comentarios