Una falla en los motores produjo que el despegue hacia Mendoza se retrase un par de horas

 En la previa del partido más importante del año, el avión que iba a trasladar al plantel a Mendoza sufrió un desperfecto técnico (aparentemente uno de los motores estaba dañado) y no pudo despegar, provocando que la salida se corriera más de dos horas. Por suerte, se consiguió otra aeronave y a las 17 partieron hacia tierras mendocinas.

Boca llegará a Mendoza cerca de las 19 horas y deberá acomodarse rápidamente para no sufrir demasiado el retraso ocasionado.

Compartir

Comentarios