El Chucky sólo fue amonestado cuando agredió a un chico italiano durante el partido en el que el Shakhtar fue eliminado por la Roma.

Facundo Ferreryra la sacó barata: el referí español Undiano Mallenco sólo le sacó amarilla por su agresión a un ballboy en el estadio Olímpico de Italia, donde su Shakhtar de Ucrania perdió 1 a 0 ante la Roma. 

El delantero argentino tiró por detrás de las vallas publicitarias al joven italiano. De inmediato, se generó un incidente con empujones. El argentino Federico Fazio fue uno de los que le cuestionó al Chucky su actitud. 

Tras el partido, Alisson, arquero de la Roma, contó que el Chucky se acercó y pidió hablar con el ballboy para disculparse. "El sabe que se equivocó. Estaban tristes por perder. El fútbol es así". 

 

Fuente: Olé.

Compartir

Comentarios