Ya arrancó en Mendoza el partido más importante en lo que va del año.

Mucho se habló durante la previa. De un lado acusaron a los otros de tener ventaja en AFA, los otros aseguraron que pretendían embarrar la cancha de cara a este partido. ¡Hasta se especuló con suspender la final! Por el bien de todos, las partes bajaron los decibeles y llegaron a este día con cierta paz.

Más allá de que, como suele decirse, estos partidos "son aparte", Boca llega mejor. Lidera desde hace mucho tiempo la Superliga y su entrenador puede poner en cancha su once ideal. River llega con problemas futbolísticos y el equipo todavía es una incógnita, pero tiene una carta a favor: los antecedentes. El Millonario eliminó al eterno rival en el mano a mano las últimas veces que se encontraron y puede ser un factor.

Hasta el momento solamente se habían enfrentado una vez en busca de un título: Boca y River definieron el Nacional 1976 en la cancha de Racing y el Xeneize ganó 1-0 con un gol de Suñé. Esa final ya no será  única.

De un lado, Agustín Rossi; Leonardo Jara, Paolo Goltz, Lisandro Magallán y Frank Fabra; Nahitan Nández, Wilmar Barrios y Pablo Pérez; Cristian Pavón, Carlos Tevez y Edwin Cardona.

Del otro lado estarían Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonathan Maidana, Javier Pinola o Lucas Martínez Quarta y Marcelo Saracchi; Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Leonardo Ponzio y Pity Martínez; Rodrigo Mora y Lucas Pratto.

El partido ya inicío en el Malvinas Argentinas con un gran marco de público de ambas parcialidades, el Millonario gana 1 a 0 con un gol de Gonzalo Martinez de penal. La falta fue Edwin Cardona a Nacho Fernández a los nueve minutos del primer tiempo.

Compartir

Comentarios