El sabor está mezclado en el dulce de leche.

Las empresas cordobesas Fernet Beney y Alfajores Oki Oki se unieron para crear un producto bien local: un alfajor con gusto a fernet. La marca ya fue registrada y es en el dulce de leche donde le dan el sabor original.

“Utilizamos un fernet especial y artesanal que es el Beney: tiene una identidad distinta a la industrial. Cuando se degusta el alfajor, al final queda en la boca el gustito, como si te hubieras tomado un trago", explicó Gerardo Seghezzi, responsable de Oki Oki, a La Voz.

La idea fue buscar un equilibrio para que no sea "tan invasivo", el cual lograron después de varias pruebas. “Desde marzo del año pasado venimos con el testeo y cuando hace unos días nos dieron el Registro Nacional de Productos Alimenticios, ya comenzamos con la estrategia de comercialización”, detalló.

Actualmente, el alfajor lo están degustando en Expoagro y, a criterio de Seghezzi, la respuesta fue "la mejor”: “Es más, te diría que nos quedamos cortos con la cantidad, trajimos poco me parece”.

Cómo surgió "Al Ferneé"

La empresa Fernet Beney nació hace 22 años y está ubicada en el paraje Las Maravillas, cerca de Cura Brochero. Se trata de un emprendimiento familiar que hace un tiempo decidió crear una marca propia, con sello personal y serrano.

Por su lado, Alfajores Oki Oki, que tiene sede en San Francisco, ciudad cabecera del departamento San Justo, pelea para ganar cada vez más espacios de comercialización desde que se creo en 2012.

Sus dueños forjaron una amistad al compartir largas jornadas de trabajo de varias muestras, como Agroactiva, Expoagro o la tradicional Rural de Palermo. Entre charlas y charlas, a ambos se les ocurrió la idea de unirse y crear un producto en el que ambos aporten algo de sus respectivas empresa.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios