Uno de los servicios de música en línea más populares del mundo subió un 46% de personas que lo utilizan, pero debe pagar U$S10 millones a los artistas.

Según sus reportes, durante el último año aumentaron en 46% sus usuarios premium, es decir, los que pagan una suscripción.

Durante el mismo período, la compañía reportó ingresos por US$5.000 millones, lo que representa un incremento del 38%, respecto al período anterior.

El detalle, sin embargo, es que, a pesar de esas buenas cifras, la compañía aún no genera ganancias.

La salida de Spotify a la bolsa, sin embargo, será un poco inusual, pues la compañía no venderá nuevas acciones para recoger capital, sino que venderá directamente sus títulos en el mercado.

"Normalmente las compañías tocan la campana", escribió Ek sobre la forma en la que saldrán a la bolsa. "Normalmente no hacen una venta directa. Si bien aprecio que este camino tenga sentido para la mayoría, Spotify nunca ha sido un tipo de compañía normal".

¿Por qué no logran hacer dinero? El negocio de Spotify se basa en las suscripciones y en la publicidad que escuchan quienes no pagan el servicio premium.

En un informe presentado en febrero, Spotify afirma que en el pasado han incurrido en "costos significativos para obtener la licencia de contenidos y para continuar pagando regalías a sellos discográficos" y otros dueños de derechos de autor de esos contenidos.

En el mismo documento, sin embargo, menciona los acuerdos que en 2017 lograron con Universal, Sony y Warner, con los cuales sus "costos y márgenes brutos se han beneficiado con los términos de esos nuevos acuerdos de licencia".

Según la compañía, desde su lanzamiento, ha pagado casi US$10.000 millones a músicos y sellos disqueros.

Fuente: BBC.

Compartir

Comentarios