El gobernador Manzur dijo que este es el desafío para suplir el déficit que existe en el sistema por la carencia de espacio físico para alojar a los detenidos.


Tras las distintas situaciones que se vienen registrando en dependencias policiales por parte de los detenidos que reclaman mejoras en las condiciones de alojamiento, el gobernador Juan Manzur dijo que se está trabajando en forma coordinada para recuperar y ampliar las sedes destinadas a contener a personas privadas de la libertad. 

"Creo que el desafío es seguir coordinando todos los esfuerzos y trabajar para que los tucumanos todos los días estemos un poco más seguros y también avanzar con los planes que tienen que ver no sólo con mejorar la infraestructura, sino que hay que agrandar esto porque la infraestructura que tenemos lleva muchas décadas en las cuales no han habido obras importantes", admitió el mandatario. 

Asimismo, recordó que el Gobierno nacional se comprometió a construir una cárcel en los predios del ex Arsenal, obra que ayudaría a descomprimir la situación actual. 

Respecto a los motines registrados en los últimos días, tanto en Aguilares como en Monteros, dijo que la prioridad del gobierno local es garantizar la protección de los reclusos. 

"Hay situaciones como la que vivimos el fin de semana en Aguilares de un grupo de personas que estaban detenidas que han generado algún tipo de desmanes e inconvenientes. Lo que nosotros hacemos primero es salvaguardar la vida de los detenidos, que estén a resguardo y que no sufran las inclemencias de las acciones que ellos mismos llevan adelante", afirmó. 

Compartir

Comentarios