Dos moratorias vigentes permiten que las personas puedan acceder a su jubilación aunque no hayan cumplido con los años de aporte solicitados.

La normativa les abre la posibilidad a los hombres que no podían ingresar a este sistema de que puedan completar los 30 años necesarios de aportes, aunque también les solicita otros requisitos. Para las mujeres, a partir de esta nueva disposición, podrán acceder a la moratoria previsional para regularizar los aportes no ingresados si cuentan entre 60 y 65 años antes del 23 de julio de 2019. 

Los trabajadores autónomos o en relación de dependencia que reúnan los requisitos de edad para una jubilación o pensión, pero no tengan los años de servicios con aportes, podrán hacerlo a través de la adhesión a una moratoria, que les permita completar los años de aporte faltantes. 

La segunda permite regularizar aportes hasta 2003 y analiza la situación económica del beneficiario para autorizarla. 

La deuda previsional, que implica completar los años con la moratoria, podrá cancelarse de contado o en un plan de hasta 60 cuotas, cuyos importes se adecuarán semestralmente mediante la aplicación del índice de movilidad. 
- La resolución 4.222 ratificó que las mujeres podrán acceder a la moratoria previsional para 
regularizar los aportes no ingresados si cuentan entre 60 y 65 años antes del 23 de julio de 2019. 
- Por la moratoria de carácter permanente, una mujer de 60 años, puede regularizar 17 años y cinco meses anteriores a septiembre de 1993. 
- Los varones, quienes estaban imposibilitados de acceder a estos planes de pago, podrán solicitar la moratoria para completar los aportes no ingresados anteriores al 31 de diciembre de 2003 si cuentan con 79 años o más o nacieron antes de 1939. 
- Los varones tendrán el plazo de un año para ingresar (hasta abril de 2019). 
- Un varón de 65 años, puede regularizar 22 años y cinco meses por la moratoria de carácter permanente. 
Los que soliciten adherir a la moratoria de carácter permanente, aquella que permite que se regularicen aportes anteriores a septiembre de 1993, deberán cumplir con la evaluación patrimonial y socioeconómica que realizará la Anses. 
El análisis de vulnerabilidad social obliga a los que no tienen todos los aportes a jubilarse con la PUAMB (Pensión Universal para el Adulto Mayor), con un haber equivalente al 80% del haber mínimo.

Compartir

Comentarios