La idea es tratar de encontrar una alternativa al conflicto que surgió desde que el hipermercado solicitó el Procedimiento Preventivo de Crisis.


Esta tarde, en el Ministerio de Trabajo, representantes de Carrefour y del sindicato de Comercio se volverán a reunir por tercera vez para tratar de encontrar una solución al conflicto que surgió desde que el hipermercado solicitó el Procedimiento Preventivo de Crisis.

El miércoles, en el segundo encuentro, no se logró un acuerdo. Según se pudo saber, la firma del convenio se retrasó por tres motivos. En primer lugar, la fuerte interna dentro del sindicato de Comercio entre el secretario general, Armando Cavalieri, y el gremialista Ramón Muerza que pretende desplazarlo.

En segundo término, se tiene que delinear la lista de trabajadores que dejarán la empresa mediante retiros voluntarios, ya que no habrá despidos. Y por último, la presión del sindicato de Choferes de Camiones que conduce Pablo Moyano. Hay unos 1.500 trabajadores de Carrefour que están afiliados a ese sindicato.

Para entender cómo puede seguir esta negocian hay que considerar lo siguiente:

1) La ley establece que dentro de las 48 horas de efectuada la presentación, el ministerio dará traslado a la otra parte, y citará al empleador y a la asociación sindical a una primera audiencia, dentro de los cinco días. Esto ya fue cumplido el jueves 5 de abril y luego se realizaron dos reuniones entre las partes.

2) En caso de no existir acuerdo en la audiencia prevista en el artículo anterior, se abrirá un período de negociación entre el empleador y la asociación sindical, que tendrá una duración máxima de 10 días. Ese plazo comenzó a correr desde el miércoles pasado ya que las partes no llegaron a un acuerdo.

3) El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social podrá recabar informes aclaratorios o ampliatorios acerca de los fundamentos de la petición; b) realizar investigaciones, pedir dictámenes y asesoramiento.

4) En caso de que las partes, dentro de los plazos previstos en este capítulo, arribaren a un acuerdo, lo elevarán al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, quien dentro del plazo de 10 días podrá homologar el acuerdo con la misma eficacia que un convenio colectivo de trabajo; b) rechazar el acuerdo mediante resolución fundada.

5) A partir de la notificación, y hasta la conclusión del procedimiento de crisis, el empleador no podrá ejecutar las medidas objeto del procedimiento, ni los trabajadores ejercer la huelga u otras medidas de acción sindical.

6) La violación de esta norma por parte del empleador determinará que los trabajadores afectados mantengan su relación de trabajo y deba pagárseles los salarios caídos. Si los trabajadores ejercieren la huelga u otras medidas de acción sindical, se aplicará lo previsto en la ley 14.786.

7) Vencidos los plazos previstos sin acuerdo de partes se dará por concluido el procedimiento de crisis.

En las reuniones del lunes y el miércoles pasado el Gobierno y el sindicato pusieron el tema de las fuentes de trabajo arriba de la mesa.

Luego de las dos reuniones, fuentes de Carrefour manifestaron a Infobae que "la negociación está abierta y aún no hay un acuerdo, pero todo fue muy amigable y lo que busca la empresa es preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa".

En la reunión de hoy estarán presentes por parte de la cartera laboral el secretario de Trabajo, Horacio Pitrau, el director Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Adolfo Saglio Zamudio y Karina Palacios, la directora Nacional de Asociaciones Sindicales; los abogados Alberto Tomassone y Jorge Barbieri del sindicato de Comercio. En tanto, por la empresa estaran Leonardo Scarone, director de Asuntos Corporativos y Recursos Humanos, Diego González, director de Relaciones Laborales, y los abogados Ariel Emanuel Cocorullo y Francisco Benegas Lynch.

El 21 de enero, Carrefour presentó su plan estratégico a nivel global. El programa consistía en un importante ajuste de personal en Francia y una "racionalización" de sus negocios en los territorios en los que tienen presencia, como la Argentina. Sin embargo, desde la empresa explicaron a Infobae que el plan global no está relacionado con lo que pasa en la Argentina.  Ese programa global lanzado por la firma busca "redinamizar su crecimiento" a través de "profundas transformaciones" basadas en cuatro pilares fundamentales: una racionalización de la sede central en Francia, con retiros voluntarios de 2400 personas; ganancias de productividad y competitividad (ahorro de costos por 2000 millones de euros), y una adaptación a las nuevas formas de consumo en Internet.

Compartir

Comentarios