Funcionarán en la Escuela Media y el CAPS de La Reducción. El objetivo es que accedan a todos los recursos disponibles para resolver sus problemas.

 

 El ministro de Salud de la Nación, doctor Adolfo Rubinstein, junto con la ministra de Salud Pública, doctora Rossana Chahla, visitaron la Escuela Media de La Reducción y el CAPS La Reducción, donde habilitaron los centros de Consejería de Salud para Adolescentes. En la recorrida, los funcionarios hicieron su aporte a las obras de 'street art' que pensaron y realizaron los propios chicos, donde pueden verse mensajes relacionados al cuidado de la salud sexual y reproductiva, la prevención del bullying y al consumo responsable de alcohol.

La idea de estos centros es que los chicos accedan fácilmente a todos los recursos que salud tiene disponibles para resolverle sus problemas. Este proyecto significa ambientar un espacio dentro de la escuela, donde los adolescentes puedan recibir el asesoramiento correcto para solucionar consultas de salud y a su vez que el efector esté preparado para resolver esa demanda.

“Estoy conmovido por el resultado del trabajo articulado entre Unicef y los ministerios de la Nación y la provincia. Aplaudo esta iniciativa de desarrollar este espacio para los adolescentes, que creo es fundamental replicarlo en muchos lugares del país. Una de las iniciativas es el Programa de Prevención del Embarazo Adolescente no Intencional y claramente este tipo de espacio de trabajo son fundamentales”, manifestó Rubinstein. Además, dijo que el Programa Adolesiente está muy bien alineado con lo que se busca hacer desde Nación.

En la oportunidad, la ministra Rossana Chahla contó que con el Ministerio de Salud de la Nación existe una comunicación fluida y constante. “Siguiendo la línea que marcamos en salud pública, hoy inauguramos el espacio para adolescentes gracias al trabajo conjunto entre Nación, Unicef y la iniciativa del personal que trabaja en el Ministerio. Debemos tener en cuenta que la etapa adolescente es muy importante, por lo que nosotros como adultos y profesionales tenemos que adecuarnos para poder ayudarlos en sus necesidades; y llegar a ellos de la mejor manera porque queremos que estén contenidos”, se explayó.

Tanto en la recorrida por la escuela como en el centro de salud, los funcionarios fueron recibidos por la comunidad de Lules. En el colegio, los chicos tocaron canciones y hasta hicieron una coreografía para acompañar la inauguración del espacio de salud integral donde podrán hacer consultas de ahora en más.

Por su parte, el representante de Unicef Argentina, Fernando Zingman, consideró que la idea es que los adultos que están en las escuelas y en el centro de atención se pongan en sintonía con los chicos, los escuchen y los asistan para resolver sus problemas. “La ambientación es la decoración y es necesaria para que visualmente los chicos sientan que el lugar es propio. Una o dos veces por semana viene a la escuela un profesional de la salud y se pone a disposición de ellos. Aquí hay material de información, juegos, infografía y murales que los hicieron los adolescentes por medio de un taller, con la ayuda de un artista”, comentó.

 

Fuente: Ministerio de Salud Pública

Compartir

Comentarios