El presidente planteará que, con el liderazgo de Maduro, en el país caribeño hay una “dictadura”.

Mandatarios americanos, entre ellos Mauricio Macri, iniciaron anoche en Lima la VIII Cumbre de las Américas, que prevé aprobar compromisos para combatir la corrupción y discutir la crisis en Venezuela, pero que ha sufrido un serio menoscabo por la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de no asistir. 

En la comitiva argentina no ocultan un deseo: que Macri pueda encabezar el reclamo contra Maduro, quien no viaja a Perú. El posicionamiento internacional, en medio de la situación de tensión en Brasil, es un asunto que a nadie le escapa en la Casa Rosada.

El Presidente argentino planteará que bajo la conducción de Maduro “hay una dictadura” y que por lo tanto no es posible admitir como válidas las elecciones presidenciales convocadas para el 20 de mayo. Es un mensaje a tono con el de la oposición al chavismo, que ha decidido no participar de los comicios.

“Hoy, más que nunca, venimos a plantear que hay que hacer algo ante semejante crisis social y política. De mínima vamos a impulsar que los países que participan de esta Cumbre se expresen fuertemente en contra del régimen”, dicen en la delegación argentina.

Además de Trump, al menos otros 5 presidentes a los que se aguardaba tampoco estarán en Lima para una de las cumbres de las Américas de más bajo perfil en años, y la lista podría crecer.

El presidente cubano, Raúl Castro, tampoco estará. Será remplazado por su canciller, Bruno Rodríguez, quien ya llegó a Lima. También se espera que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se ausente de la cumbre en solidaridad con su par de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien Perú le retiró la invitación por su manejo del proceso político en su país. 

El único tema oficial de la cumbre es la corrupción, un asunto más que vigente luego de que decenas de políticos latinoamericanos, incluyendo al propio Kuczynski, así como vicepresidentes, ex presidentes y ex vicepresidentes, hayan sido encarcelados, condenados o procesados por los casos Odebrecht, Lava Jato y otras causas.

Compartir

Comentarios