"Me voy a plantar muy duro", advirtió. Y dijo que derrotará a los presidentes Macri, Temer y Santos, a los que llamó "peleles del imperialismo".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este domingo que se plantará "muy duro" frente a los gobiernos que pretendan desconocer los resultados de las elecciones del 20 de mayo, en las cuales buscará su reelección en medio de acusaciones de fraude por parte de la oposición.

"En Venezuela habrá elecciones el 20 de mayo, habrá resultados y lo que importa es que lo reconozcan las instituciones y el pueblo de Venezuela, más nada, lo demás déjemelo a mi, me encargo yo", dijo Maduro al salir de una reunión en Caracas con su par boliviano, Evo Morales, cuando le preguntaron sobre qué medidas tomará ante los anuncios de algunos países de que no reconocerán los comicios.

"Les daré una lección a los peleles del imperialismo, (Mauricio) Macri, (Michel) Temer y (Juan Manuel) Santos, saldrán derrotados y pasarán al basural de la historia", continuó Maduro, en alusión a los presidentes de Argentina, Brasil y Colombia. Los tres, y otros mandatarios, se pronunciaron el sábado en la Cumbre de las Américas, en Perú, sobre la crisis y las elecciones presidenciales en Venezuela.

"Si se empeña la derecha en políticas intervencionistas, me voy a plantar muy duro. ¿Quiénes son ellos para determinar lo que se hace o no se hace en Venezuela?", alertó Maduro.

"¿Quién es la comunidad internacional? ¿Macri? ¿Santos? ¿Temer? Son tres de los presidentes más desprestigiados e impopulares de Suramérica. La mayoría de la comunidad internacional son los pueblos. Son unos 'peleles' del imperialismo y saldrán derrotados", enfatizó el presidente venezolano.

Maduro acusó además de "intolerante" a la Cumbre de las Américas que terminó el sábado en Lima, a la que no fue invitado. Afirmó que esa reunión de dos días es anacrónica dado que en lugar de ser el espacio para el encuentro del norte y el sur del continente, se convirtió en un "espacio para el desencuentro".

"Comienza a ser lo que pudiera ser el final de las Cumbres de las Américas por la intolerancia ideológica y la intolerancia política", disparó.

Maduro, que no fue invitado a la cumbre, destacó que más allá de la ausencia de varios mandatarios, el fracaso del encuentro continental se evidenció además en que no hubo acuerdo en ningún área.

Al mismo tiempo, denunció que los gobiernos de derecha de la región pretenden acorralarlo y señaló que hace una década, cuando había una mayoría de gobiernos de izquierda en la región, ellos no intentaron cercar al entonces presidente colombiano Álvaro Uribe, "como se hace ahora con Venezuela". Y completó: "Pido que retomemos el diálogo en la diversidad, que algunos gobiernos, con su visión intolerante, lo han roto".

Morales, por su parte, respaldó a Maduro y a los comicios. "No se trata de ser reconocidos, se trata de que seamos reconocidos por nuestros pueblos. Aquí hay dos caminos, el de los ricos y el de los pobres, el del socialismo y el capitalismo", indicó.

Compartir

Comentarios