El Comisario Ocaranza adelantó que la causa está caratulada como Homicidio Culposo. Dijo que la justicia está a la espera de las periciales y de los informes de las autopsias para conocer las causas del siniestro. Estiman que el auto circulaba a más 100 km/h.



La Justicia investiga las causas del trágico accidente que se registró ayer por la tarde en el acceso a Colombres, sobre la ruta 302, donde murieron cuatro personas, entre ellas un menor de 13 años. 

El Comisario Andrés Ocaranza, Jefe de la Unidad Regional Este, consignó que están a la espera de los resultados de los exámenes toxicológicos que se le practicaron a Miguel Alberto Contreras, el conductor del vehículo y único sobreviviente del siniestro, que se encuentra aún hospitalizado. 

Asimismo, se aguardan los informes periciales de las autopsias para que la fiscalía interviniente tenga un panorama más claro sobre el siniestro vial. 

"Cuando la justicia reúna los informes periciales y los informes de las autopsias, quizás ya tenga un panorama de cómo habría ocurrido este suceso", señaló Ocaranza.  

En cuanto al estado de salud del conductor, Ocaranza informó que presenta politraumatismos y que aún no se tiene conocimiento si está en condiciones de prestar declaración. 

Consultado sobre la posibilidad de que el vehículo podróa haber  perdido el control en movimiento, tras pasar por un parche asfáltico, el Comisario descartó esta probabilidad, al decir que por la forma en que el vehículo se encuentra incrsutado en el árbol "nos da la pauta de que venía a una velocidad por arriba de los 100km/h.

Para finalizar, indicó que la causa está caratuldada como "Homicidio culposo"  y que los restos del automóvil ya fueron trasladados a la comisaría. 

Recordemos que Miguel Alberto Contreras, Gabriel y Manuel Contreras, y Jesús Juárez perdieron la vida al chocar el automóvil en el que viajaban contra un árbol. 

El accidente ocurrió, alrededor de las 15, en la avenida Islas Malvinas, el ingreso principal a la localidad de Colombres, Cruz Alta. Los ocupantes retornaban a Colombres en un Chevrolet Corsa Classic, que terminó partido al medio al costado del camino, a unos 100 metros de la planta de Scania. 

Compartir

Comentarios