Un periódista reflejó en sus redes sociales cómo es la organización en la que los choferes operan contra el nuevo sistema, contado por un protagonista.

Tomas Balmaceda, periodista y filósofo, contó desde su cuenta de Twitter lo que le sucedió el día sábado 16 al viajar durante un taxi. El chofer cuenta, en un video en el que solo se escucha la voz del taxista, que hay “cazadores de Uber” en la ciudad: una organización llamada “Taxistas unidos”, vía una App que funciona “como handy están todos comunicados”, que además tienen conexión con las comisarías y la fiscalía, “lo corren por toda la Capital”. “Cuando lo agarran, lo paran, la comisaría ya saben por dónde van… cuando lo embocan, lo detienen la policía y cómo no tienen nada, no tienen seguro y registro profesional, adentro el auto, el registro y el teléfono celular. Y el pasajero que está viajando no se puede ir”, relata el chófer.
 
No es la primera vez que se cuenta esto: en diciembre del año pasado, el periodista Diego Papic contó en la red social del pajarito que mientras viajaba en un Uber, los detuvieron (a él y al chofer), y tuvo que declarar en la comisaria.  También, en sus tuits, menciona  “Taxistas unidos” y los llama “una agrupación de dueños de taxis”.

Ayer me tomé un taxi en la calle, aquí en Buenos Aires. El chofer estaba agitado: "Vengo de perseguir a un UBER que se me escapó". A continuación, parte del diálogo que tuve sobre una suerte de grupo de cazadores de Uber. pic.twitter.com/RtvvdzQS5p

— Tomás Balmaceda (@capitanintriga) 14 de abril de 2018

— Tomás Balmaceda (@capitanintriga) 14 de abril de 2018

En los escraches en contra de Uber, han resultado damnificados automóviles que no están dedicados a transportar pasajeros dentro la plataforma, según comentó otro usuario de la red social Twitter:

Sin embargo, el abogado Sergio Mohadeb, conocido en Twitter como @derechoenzapatillas, indicó ya en 2016 que la modalidad de “arresto ciudadano” es ilegal en la Argentina. Dijo: “El código penal dice que ‘será reprimido con prisión o reclusión de seis meses a tres años; el que ilegalmente privare a otro de su libertad personal. Y que se aplicará prisión o reclusión de dos a seis años, al que privare a otro de su libertad personal, cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes… 4. Si el hecho se cometiere simulando autoridad pública u orden de autoridad pública’".

Las quejas contra Uber, mientras tanto, han tomado un carácter especial en los últimos días: un grupo de taxistas se juntó frente a la casa del jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, para quejarse por “las combis y remises ilegales, Uber, Cabify [que, vale aclarar, es legal], Metrobus, bicisendas desmedidas, contenedores de basuras” que les han quitado “el 45% de la demanda del servicio”.

Según indicaron en una nota televisada por Canal 9, la protesta fue organizada por el “Sindicato de taxistas unidos, que nuclean a propietarios de taxi, que reúne a 38.000 trabajadores”. La policía terminó dispersando a los manifestantes y deteniendo a alguno de ellos, que luego liberó por falta de mérito.

Fuente: Infotechnology.

Compartir

Comentarios