Los disturbios se produjeron en el penal de máxima seguridad del condado de Lee, en Carolina del Sur. Además de los muertos hay 17 heridos.

La policía tuvo que intervenir para acabar con la pelea que comenzó a las siete y media de la tarde del domingo y acabó a las tres de la mañana de hoy (hora local). No hay funcionarios entre las víctimas, según informó el Departamento Correccional a través de Twitter.

Agentes de la oficina del sheriff de Lee, de la policía del Estado, los antidisturbios penitenciarios así como bomberos y paramédicos de varios condados han acudido para sofocar el incidente y atender a "los múltiples heridos" en el penal, situado a unos 100 kilómetros al este de Columbia. "La situación ya es segura", aseguran las autoridades.

 

 

El correccional de Lee, de máxima seguridad, alberga a unos 1.500 reclusos, entre los que se encuentran los más violentos y con más años de condena del Estado, según informa el diario The Post and the Courier. La pelea se extendió por tres de los módulos del penal.

En febrero pasado un recluso mató a otro en el penal, mientras que en otra pelea en 2015 fueron apuñalados dos funcionarios.

Compartir

Comentarios