El surfista habría sufrido una mordida estando arriba de su tabla. Logró Safar con la ayuda de otros surfistas.

El protagonista de esta historia es el argentino Alejandro Travaglin, surfista, que vive en Australia hace once años, está casado con Tanya Hawthorne y tiene dos hijos. El domingo por la mañana sería el árbitro del Championship Tour de Margaret River, una prestigiosa competencia de surf versión damas, en Cobblestones, cerca de Gracetown. Todo se encaminaba dentro de los parámetros normales hasta que la repentina aparición de un tiburón blanco tiñó de rojo las azules aguas del Océano Índico. Primero el animal lo atacó en un pie y en la pantorrilla al momento en que él se encontraba parado sobre su tabla. Pudo zafar, pero el animal volvió al objetivo, esta vez mordiendo el muslo de la otra pierna, a lo que el audaz Travaglini respondió con un puñetazo en la trompa. los testigos, que salieron en su auxilio cuando las olas, y otro surfista ayudaron a acercar al argentino a la costa. Sus amigos, atentos usaron una cuerda para hacerle torniquetes y le brindaron los primeros auxilios hasta que llegó el equipo de emergencia. Los paramédicos informaron que esa ayuda fue crucial, ya que lograron detener la pérdida de sangre. Alejandro recibió las primeras atenciones y luego lo trasladaron en helicóptero al Hospital Royal, en Perth. No tiene compromiso óseo ni arterial. Le hicieron la primera operación y se encuentra estable y fuera de peligro

Compartir

Comentarios