Un joven, alumno de secundaria estadounidense, expuso su incidente tecnológico en Twitter y sorprendió con la respuesta de la docente.

Una distracción puede ser la diferencia entre aprobar una materia y evitar problemas con el profesor. O reprobarla y tener que volver a cursarla o rendirla en otra instancia. 

Alex Sparrow, un alumno de una secundaria de Estados Unidos, sufrió en carne propia como un "pequeño error" le jugó una mala pasada: terminó un trabajo práctico sobre "Diversidad en la Sociedad". Tenía que mandar el archivo por correo y tuvo un problema: envió otra cosa. Fue tan triste y gracioso a la vez que, obviamente, decidió compartirlo por Twitter.

¿Qué dice el mensaje? "Me confundí y mandé un archivo equivocado para el trabajo de la escuela. Mandé la foto de un maldito gato", escribió. La tercera imagen, justamente, es la del felino.

El mensaje rápidamente se hizo viral, y sumó 95 mil RT y cerca de 300 mil me gusta. Sparrow le contó al portal Bored Panda que no pudo usar Twitter. "Si abría la aplicación se congelaba la pantalla por la cantidad de notificaciones", explicó.

Después de miles de mensajes, el joven informó que iba a avisar cuando recibiera respuesta de su profesora. Y lo hizo, por suerte con buenas noticias.

"Mi profesora me preguntó por el gato y si se lo podía quedar. Me dijo que el trabajo era opcional y me puso un 100!!! Ahora es su fondo de pantalla (la foto del gato) y será mostrado en futuras presentaciones al final del semestre"

¿Lo más increíble de todo? El gato no era de Sparrow, era una foto que tenía de casualidad. Acá, una versión del felino sin la sonrisa macabra de la otra imagen.

Fuente: TN Tecno.

Compartir

Comentarios