El Siprosa intervino en forma inmediata y aplicó el protocolo que se requiere para estos casos.



Luego de las tareas de desinfección y limpieza profunda que se llevaron a cabo a raíz de la aparición de alacranes, ayer se retomaron las clases en la escuela Normal, después de dos días hábiles sin actividad. 

La doctora Verónica Alí, del departamento de Infectología del Siprosa, dijo que la situación está controlada en el establecimiento, luego de la aplicación del protocolo que se requiere para estos casos.  

"En este establecimiento escolar la situación está controlada porque el Sistema Provincial de Salud inmediatamente hizo presencia, intervino con fumigación, con control del alimaña y con capacitación para el establecimiento y para toda la comunidad educativa", precisó la especialista. 

En el caso de alguna picadura de alacrán, recomendó acudir en forma inmediata a cualquier hospital o Caps de la provincia. "El paciente tiene que ser evaluado por un médico, y si eventualmente el cuadro se agrava hay toda una red de sostén de emergencia para llevarlo a donde corresponde", informó.   

Compartir

Comentarios