Pese a sufrir una nueva derrota judicial ante la Corte Suprema, el expresidente reafirmó su candidatura para las elecciones de octubre.

"Si yo acepto la idea de no ser candidato, estaré asumiendo que cometí un crimen. No cometí ningún crimen. Por eso, soy candidato hasta que la verdad aparezca y que los medios, jueces y fiscales muestren el crimen que cometí o paren de mentir", resaltó el exmandatario en el mensaje enviado a la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), la senadora Gleisi Hoffmann.

Según las encuestas de intención de voto, Lula es el candidato favorito, con un 31% de apoyos, muy por delante de sus rivales.

Según los abogados de Lula, el juez Moro violó el código de procedimientos jurídicos al decretar su arresto sin que se hubieran terminado de tramitar los últimos recursos ante el TRF-4. Sin embargo, cuatro de los cinco magistrados que integran la Segunda Sala del STF desecharon ese reclamo y -al igual que Moro y el TRF-4- entendieron que los recursos que aún no habían sido cursados ante la corte de apelaciones -llamados "embargos de los embargos de declaración"- no tenían capacidad para revertir la sentencia y sólo tenían como objetivo demorar la ejecución de la pena.

Compartir

Comentarios