Mientras uno de los sectores presenta cierta conservación, el resto exhibe un estado de abandono. Falta de iluminación y basura, aparecen como los principales inconvenientes.

 El Parque Batalla de Tucumán, llamado también Parque Guillermina por sus creadores, está situado al sur de la Avenida Mate de Luna. El terreno es propiedad de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, desde que fue donado en el año de 1972.

El espacio, ubicado en un lugar estrátegico de la ciudad, hoy exhibe dos realidades. El ingreso por la avenida Mate de Luna hacia la mitad presenta un aspecto medianamente conservado, mientras que a partir del centro hacia lo que sería la avenida Alfredo Guzmán el paisaje se transforma y se puede observar cierto deterioro.

A lo largo de los años el Parque Guillermina fue perdiendo espacio. Hay algunos clubes de rugby que se han instalado a través de concesiones de terrenos. Además en el interior, hay un asentamiento conocido como La Mago. También se encuentra un predio que había sido pensado para la instalación de una pileta olímpica, detrás de un centro asistencial.

Entre los reclamos de la gente que habitualmente asisten al lugar, aparecen la deficiente iluminación, el estado de la caminería y la falta de mantenimiento del parque, como ser pastos altos. La gente también comentó que hay varias canchas de futbol que son utilizadas utilizadas para realizar campeonatos.

También piden que se realice el mantenimiento del cauce de agua que cruza por un sector del espacio público, y que según especialistas se encuentra es estado de contaminación.

Al puente del parque que ya tiene sus años, las autoridades están tratando de dejarlo en condiciones. La vieja casona instalada en el parque fue enrejada años atrás por los hechos de vandalismo que se producían en la zona.

Otra de las inquietudes de quienes habitualmente pasan por el lugar es que algunos jóvenes se juntan a consumir estupefacientes.

Una de las dificultades que padecen los vecinos está relacionada con los basurales que se forman en la zona. Carros a tracción a sangre habitualmente tiran todo tipo de residuos.

En un tiempo había un sector de merenderos, actualmente solo presentan los hierros por que la madera fue deteriorándose.

La gente de la zona y aquellos que sobre todo los fines de semana llegan por el parque Guillermina, esperan que el espacio recobre el esplendor de otros tiempos.

Compartir

Comentarios