El partido más radical del independentismo anunció que permitirá la investidura como presidente de Cataluña del editor Quim Torra.

Tras consultar a sus bases este domingo, los anticapitalistas de la CUP (Candidatura de Unidad Popular) disiparon las interrogantes y decidieron abstenerse para permitir la formación de un gobierno el lunes, evitando además nuevas elecciones que debían convocarse para el 22 de mayo de mantenerse el bloqueo político.

"Ante un momento complejo, marcado por la represión y la vulneración de derechos políticos y civiles por parte del Estado español, la CUP no bloqueará la formación de un nuevo gobierno, manteniendo sus cuatro abstenciones" en el Parlamento catalán, indicó en un comunicado.

Torra, un editor de 55 años del ala dura independentista y fiel al presidente catalán cesado Carles Puigdemont, no pudo ser elegido el sábado en un primer debate de investidura al carecer del respaldo de una mayoría absoluta en la cámara regional (68 votos sobre 135).

Pero en el segundo intento del lunes le bastará una mayoría simple, por lo que gracias a la abstención de la CUP los principales partidos independentistas, con 66 votos, se impondrán al resto de las fuerzas, con 65.

La formación de un gobierno es el requisito para que se levante la toma de control de la región por parte el gobierno central de Mariano Rajoy, decidida desde la fallida declaración de una "República Catalana" el 27 de octubre pasado.

Rajoy intervino la administración catalana y convocó elecciones el pasado 21 de diciembre en las que los independentistas consiguieron retener una corta mayoría absoluta en la cámara regional.

Compartir

Comentarios