Desde la construcción del dique El Cadillal, hasta las últimas noticias de lugareños desalojados de terrenos fiscales, el peligro de contaminación aumenta y dificulta la ejecución de obras que promueven el desarrollo.

Según un estudio publicado por el doctor en Geología, Diego Fernández, Tucumán tiene, entre grupos y subgrupos, 37 tipos de suelo con particularidades de permeabilidad y pendientes que los hacen más o menos aptos para el desarrollo urbano. El Cadillal es una localidad cuya urbanización comenzó en 1962 con la construcción de 7 casas destinadas para los ingenieros a cargo de la construcción del dique. Hoy el pueblo tiene, según el censo de 2010, un poco más de 850 habitantes. De las 1324 hectáreas cedidas, por ley, a la provincia, se han detectado más de 600 terrenos usurpados y no, precisamente, por lugareños o familias de escasos recursos.

A través del Ente Turismo, que es el organismo de competencia, el Poder Ejecutivo puede ejecutar el desalojo de esos terrenos fiscales ocupados de manera ilegal. Por un lado para poder llevar adelante el Plan Maestro de desarrollo Turístico para la zona y, por el otro, para garantizar el equilibrio ambiental que la zona requiere. Según los especialistas, las características geológicas del suelo (poco permeables y escasa pendiente) hacen de la localidad una zona con medio ambiente vulnerable.

Lv12 accedió al proyecto turístico y a las necesidades espaciales que requerirá. También, y en un contexto de especulación de unos  y necesidad  de otros, a las demandas de 30 familias que fueron desalojadas de supuestos terrenos  privados que incluyen el área protegida y cedida a la provincia.

Ocupaban tierras ilegalmente, los desalojaron y ahora piden ayuda por vivienda

Unas 30 familias acampan en las inmediaciones de la comuna pero desmienten haber tomado la sede. Llevan adelante la protesta desde hace 16 días.

“Nunca estuvimos tomando la comuna”, explicó en una comunicación telefónica con LV 12 Radio Independencia, Luis Guzmán, vecino de la zona.

Se trata de 30 familias que fueron desalojadas por ocupar tierras fiscales, y hace más de dos semanas que acampan frente de la comuna.  “Estamos acampando y no obstruimos el paso, queremos una solución “, explicó Guzmán.

“No tenemos donde estar. Fuimos desalojados por tierras que supuestamente son fiscales, la policía nos sacó de mala manera”, agregó el hombre.

La provincia deberá desalojar terrenos fiscales usurpados en El Cadillal

La ejecución del proyecto para dotar de servicios a la zona y revalorizarla como atractivo turístico demandará el desalojo de, al menos, uno de los 600 terrenos fiscales ocupados ilegalmente. El Ente Turismo de Tucumán es la autoridad de competencia. 

Estas obras se enmarcan en un Plan Maestro que busca fortalecer uno de los puntos turísticos más importantes que ofrece nuestra provincia. En un par de semanas, “se llamará a la licitación de la primera etapa de remodelación. Habrá nueva caminería y un servicio gastronómico renovado”, detalló el titulas de Ente de Turismo, Sebastián Giobellina.

El funcionario se refirió a las usurpaciones en la zona: “Nosotros tenemos dentro del Ente Turismo un departamento que es de inmuebles fiscales".

Explicó que toman intervención los inspectores y hacen las denuncias pertinentes en Catastro y Fiscalía de Estado. Desde allí sigue otro trámite administrativo y judicial para el desalojo de éstos terrenos. Aclaró que los predios, ocupados irregularmente, son fiscales.

Antecedentes                                                                   

En 1903 una ley provincial autoriza al Poder Ejecutivo a invertir en la construcción del dique El Cadillal y esos terrenos pasan a propiedad del Estado. En 1909 se declara de utilidad pública y sujeto a expropiación 1324 hectáreas. Una ley posterior declara sujeto a expropiación todas las tierras que el Ejecutivo considere necesarias para la construcción, explotación y seguridad de las obras en el aspecto técnico y turístico.

Por ley 3805 se aprueba el reglamento para otorgar concesiones, donaciones y permisos de actividades en El Cadillal y es el Ente de Turismo la autoridad de competencia.

En los últimos tiempos es una de las zonas preferidas para usurpar terrenos. Se estima que hay mas de 600 usurpaciones y/o propiedades ilegales.

Giobellina resaltó que se trata de una zona protegida. "Es una zona de bosques de sumo cuidado ecológico", aseveró. "Cualquier persona que toma estos terrenos y tira un árbol o hace un desmonte, está perjudicando la ecología del lugar, y estamos hablando nada menos que parte de la selva de las Yungas, que es tan identificativo de Tucumán", alertó. Por último fue tajante al afirmar que quien lo hace "está incurriendo en un delito". 

Además, aseguró que el delegado comunal no se hizo presente en el lugar para dialogar con ellos en busca de una solución. “Hay gente que carece de muchas cosas aquí, no tan solo de una vivienda. Somos nacidos y criados acá”, finalizó.

 

Vecinos de El Cadillal denuncian al delegado comunal por la venta de terrenos

Pobladores de El Cadillal protestan en la zona de la comuna tras el desalojo que sufrieron hace 20 días de terrenos fiscales que habían sido usurpados.  

"Nos desalojaron como animales de un predio fiscal y ahora estamos en la calle, viviendo desde hace 20 días en la comuna y el comisionado del lugar no aparece", relató Magalí, una de las vecinas.

Comentó que tras sufrir el desalojo fueron a la sede comunal en busca de una solución, pero que hasta ahora no hubo respuestas. 

"Nosotros somos nativos de El Cadillal y fuimos a la comuna a buscar una solución y el delegado comunal nunca pudo darnos una respuesta, sin embargo puede vender hectáreas. Nosotros sabemos que viene gente  y compra terrenos de El Cadillal. Todo el mundo sabe esto porque todo pasa por la comuna", denunció.

Agregó que estas prácticas se vienen dando desde hace mucho tiempo, "pero lamentablemente ahora somos muchas familias que estamos en la calle y no tenemos donde vivir. Somos jornaleros y con un jornal no podemos comprar un terreno aquí", señaló.

Magalí contó en este sentido que por un terreno en esa villa turística piden alrededor de 200 mil pesos. 

Respecto a lo que acontenció en la jornada de hoy, dijo fue personal de Infantería y de Gendarmería a desalojarlos de la comuna. "Nos sacaron como animales, les pegaron a las criaturas y a las mujeres", relató, al tiempo que aclaró que en ningún momento fue tomada la sede comunal. "Nosotros estamos esperando que el delegado se haga presente, pero nadie impide el paso a la comuna para que los empleados trabajen. Estamos esperando una solución", insistió.  

Compartir

Comentarios