La conversación será a las 10 de la mañana. El respaldo de Estados Unidos para transmitir tranquilidad a los inversores.

A las 10, el presidente Mauricio Macri llamará por teléfono al mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump. La conversación no se trata de un hecho al azar, sino de una estrategia clave en medio de la negociación de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por una línea de crédito "preventiva" y el intento de llevar calma a los inversores ante la escalada del dólar.

El eje principal de la charla será la política económica que lleva adelante el oficialismo para afrontar las turbulencias de la divisa estadounidense y la volatilidad de los mercados.

En la misma línea, fuentes de la Casa Rosada le aseguraron a La Nación que la suba del dólar y el acuerdo por un préstamo con el FMI serán dos de los temas principales. En especial, por la necesidad que tiene la Argentina de obtener los votos del resto de los países miembros del organismo multilateral para cerrar el acuerdo que le otorgue financiamiento.

Sin embargo, no será el primer contacto bilateral que tiene la turbulencia económica local como eje principal de una charla. Durante el viaje relámpago del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a Washington para negociar el crédito con el Fondo, el funcionario se reunió con David Malpass, el subsecretario de Asuntos Internacionales del Tesoro.

Tras ese encuentro, que fue en la previa de la tan esperada charla con la directora del Fondo, Christine Lagarde, los Estados Unidos reiteraron su "sólido apoyo" a la gestión de Macri, en particular por el programa de reformas orientadas al comercio.

Desde la subsecretaría estadounidense remarcaron que Washington vio con buenos ojos, a su vez, el plan económico del Gobierno para aplacar el déficit fiscal.

El apoyo internacional
La Casa Blanca no fue la única en salir a respaldar la gestión de Cambiemos. Fuentes oficiales le informaron a TN.com.ar que el presidente español Mariano Rajoy se sumó a la lista de votos positivos para que la Argentina pueda concretar un préstamo con el FMI. Durante una llamada telefónica, el mandatario europeo le transmitió a Macri su fuerte respaldo.

Además el presidente de China, Xi Jinping, le envió una nota al mandatario en la que sostuvo que "apoya los esfuerzos por mantener la estabilidad y el desarrollo nacionales y tiene la mejor disposición de ofrecerle toda ayuda necesaria".

También enviaron mensajes de apoyo, Michel Temer, de Brasil y Sebastián Piñera de Chile; los cancilleres Taro Kono, de Japón, el holandés Stef Blok, y el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, José Antonio González Anaya.

El respaldo de los empresarios
Mientras la oposición salió al cruce y criticó con dureza la decisión de Macri de volver a pedir un crédito al FMI, la cúpula empresaria local defendió la postura del Ejecutivo.

El viernes, durante encuentro privado en la Quinta de Olivos, Macri recibió a los líderes de las industrias, los bancos y los supermercados. En la lista de invitados figuraron: Jaime Campos, director de Asociación Empresaria Argentina; Amancio Oneto, director de Molinos Río de La Plata; Gerardo Díaz Beltrán, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME); Miguel Acevedo, Presidente de la Unión Industrial Argentina; Luis Betnaza director de Techint; Eduardo Eurnekian, presidente de AA2000; Enrique Cristofani CEO de Santander Río; Alfredo Coto, dueño de Coto, Eduardo Elsztain, de IRSA, Cristiano Rattazzi, CEO de Fiat y Martín Migoya, de Globant.

El Gobierno pidió prudencia a la hora de formar los precios en el mes de mayo, en el que se pretendía tener una inflación por debajo del 2%. Mientras que los empresarios advirtieron un escenario que podría terminar en recesión.

El presidente de Fiat en Argentina, Cristiano Rattazzi, expresó que estaba "encantado" de que el Fondo sea el auditor de lo que hace el país y fue el encargado de adelantar el llamado telefónico entre Macri y Trump.

El empresario sostuvo que la Argentina "tiene que encaminarse a ser un país moderno, serio y normal" y reclamó un dólar aún más elevado. "A los 26 pesos me parece perfecto para exportar más y penalizar importaciones superfluas", remarcó.

La negociación con el FMI
Después de un encuentro de 30 minutos con Lagarde, desde el Ministerio de Hacienda confirmaron que la Argentina pidió un tipo de crédito conocido como "stand by" de alto acceso y que el objetivo será "resolver rápido" la negociación.

"Este acuerdo nos ayudará a preservar todo lo que hemos logrado en los primeros años de Gobierno, avances que hemos obtenido con mucho esfuerzo de todos los argentinos", remarcó el ministro en un comunicado.

Al tratarse de un préstamo "de alto acceso", la Argentina obtendría un monto mayor al resto de los que otorga el organismo. Esto le permitiría al país conseguir hasta U$S 40 mil millones. El exfuncionario del FMI Claudio Loser le explicó a TN.com.ar que esta línea de crédito "puede superar ampliamente la cuota que tiene el país" con el FMI.

Compartir

Comentarios