La joven de 22 años seguirá procesada, pero en libertad, la fiscala Giannoni pidió su detención, pero un juez de instrucción rechazó su planteo.

Para la fiscala Adriana Giannoni había indicios suficientes para que quedara detenida la agente de policía que estaba siendo investigada por haber acabado con la vida de un supuesto ladrón. Sin embargo, un juez de instrucción rechazó el planteo y dispuso que la acusada recuperara la libertad, según confirmaron fuentes judiciales.

El 13 de noviembre la agente Ivana Edit Diosque, que prestaba servicios en la Dirección de Guardia Urbana desde hace 10 meses, se encontraba fuera de servicio. Estaba en la cuadra de Cangallo y Chacabuco, en Villa Angelina, esperando un colectivo que la trasladase hasta el centro, donde debía realizar trámites personales.

Según las actuaciones policiales, dos jóvenes que se movilizaban en una motocicleta se detuvieron al lado de ella. Uno se bajó y la habría amenazado con un cuchillo para que le entregara el bolso.

La joven se identificó como policía y le dio la voz de alto. Hasta ahí, la secuencia es la misma, pero los testimonios difieren en el final de la historia. Los primeros testimonios indicaron que, al menos, uno de los supuestos asaltantes estaba armado y que amagó con dispararle a la uniformada.

Luego, los investigadores recogieron otras versiones que indicaban que los sospechosos no tenían pistolas y que huyeron del lugar cuando la policía se identificó.

Segundos después, Juan Alberto Gómez, de 17 años, recibió un proyectil en la nuca que le provocó la muerte en el acto. El disparo, según las primeras pericias, se efectuó cuando el adolescente estaba a, por lo menos, a 30 metros de distancia.

Compartir

Comentarios