El Ejecutivo busca incorporar una iniciativa dentro del nuevo Código Penal.

El Poder Ejecutivo busca reformar el Código Penal y planea incorporar una polémica medida contra los piqueteros: se podrá castigar con hasta tres años de prisión a aquellas personas que se manifiesten y entorpezcan el tránsito.

Además, el programa Terapia de Noticias, que se emite por LN+, difundió que el Gobierno busca castigar con una pena de hasta dos años de prisión a quien arroje proyectiles contra otra persona en una marcha. En caso de que la víctima sea un miembro de las fuerzas de seguridad, la pena será de tres años.

Otros cambios que se buscan: elevar las penas de narcotráfico - los que produzcan o vendan drogas tendrán penas de 5 a 20 años -, los reincidentes no tendrán libertad condicional; se castiga con penas de hasta 6 años la difusión de escuchas telefónicas legales y 10 de esculcas ilegales.

Por otro lado, se incorporan delitos de genocidio, de desaparición forzada, se mejora el castigo para el grooming con castigos de hasta 5 años; se castiga el tráfico de influencias de funcionarios y se incorpora la figura de asociación ilícita terrorista, entre otros cambios.

Compartir

Comentarios