El ex jefe de la comisaría de Raco presentó pruebas y cuestiona que por ayudar terminó preso.

Enrique García, ex jefe de la comisaría de Raco continúo declarando en el juicio por el asesinato y encubrimiento de Paulina Lebbos. “Ese día todos querían que yo hiciera algo. Era el hombre orquesta. Me pedían que buscara comida y hasta que consiguiera una lona. Yo no encubrí a nadie. Estaba cansado. Se documentó mal algo que no estaba en su lugar”, cuestionó.

El ex policía dijo que tenía miedo de represarias: “Ya no tengo compromisos con nadie y no tengo nada que ocultar. Antes tenía temor de que le vaya a pasar algo a mi familia”, declaró.

García sostuvo: “cada uno busca tratar de no ir en contra de los superiores, que a veces tienen facultades y pueden pasarte a retiro. Yo tenía familia y el entusiasmo de llegar hasta la última jerarquía. Uno no sabe cómo pueden tomarlo”.

El ex jefe de la comisaría de Raco no denunció amenazas peros di destacó una serie de situaciones donde lo pusieron en peligro: “en un tour de compras me dispararon, relacioné ese ataque con el juicio. Me sentía perseguido. Tenía miedo”.

El testigo presentó pruebas, “quería contribuir” a la causa sin embargo quedó detenido. “Yo no quería ocultar ni cambiar nada. Presenté una declaración que encontré en un cajón de la comisaría y terminé preso”, cerró García.

Compartir

Comentarios