El mapuche estuvo en el bloqueo de la ruta donde también manifestaba Santiago Maldonado antes de su muerte. Lo embargaron con $100.000. Había dicho que vio cómo Gendarmería se llevaba al joven artesano.

El juez federal de Esquel Guido Otranto decretó el procesamiento sin prisión preventiva y un embargo por 100 mil pesos contra el referente mapuche Matías Santana. Además, le prohibió salir del país y lo instó a presentarse en los tribunales de Esquel para tomarle indagatoria.​El 31 de julio y el 1 de agosto, Santana junto a un grupo de personas, entre las que presuntamente estaba Santiago Maldonado, interrumpió la circulación de la ruta 40. Los aborígenes han declarado que durante esos días informaron “pacíficamente” a los conductores acerca de la prisión que sufría el lonko Facundo Jones Huala detenido en Esquel.

 

El juez Otranto también citó a prestar declaración indagatoria a Claudina Pilquiman, Lucas Pilquiman (conocido como el Testigo E en un informe de APDH) y Nicolás Hernández Huala (hermano menor del lonko Jones Huala) para el próximo 31 de mayo. Finalmente libró un exhorto internacional para que se presente a declarar el músico chileno Nicasio Soria en un plazo de quince días luego de notificado en su país de origen. Hasta el momento tanto el tribunal de Otranto como el del juez federal Gustavo Lleral, a cargo de la causa de Maldonado, no han podido contactar al cantautor una de las últimas personas en ver con vida a Maldonado.

Santana fue identificado como uno de los protagonistas del corte y de una serie de violentos eventos contra la autoridad y privados que desembocaron en un operativo de Gendarmería Nacional dentro del predio ocupado de Cushamen el 1 de agosto al mediodía. En este territorio falleció posteriormente el tatuador en el río Chubut, muerte que todavía se investiga bajo la carátula de Desaparición Forzada.

Junto al lonko Jones Huala, Santana es considerado uno de los fundadores de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), organización radicalizada mapuche a la que se le adjudican más de 90 ataques en la Patagonia.

 

Fuente: Clarín

 

Compartir

Comentarios