El establecimiento de salud trabaja para que el proceso de las personas que perdieron terreno laboral las ayude a readaptarse con proyectos propios.

El hospital del Carmen promueve la inclusión social de sus pacientes. Para recibir el alta médica, las personas son incorporadas en talleres y proyectos para recuperar su vida laboral.

"Este hospital surgió para aquellos pacientes que ya están compensados y así poder continuar el proceso de recuperación y retornar a su ámbito familiar, laboral y social. Generamos talleres de educación física y de productividad donde realizan comidas, tenemos también una feria americana donde juntan dinero para las salidas terapéuticas. Todo esto les permite lograr mayor autonomía en su manejo personal”, relata la directora del efector, Funny Díaz.

Para realizar estos proyectos, el hospital cuenta con psiquiatras, profesores de educación física, fonoaudiólogos y profesionales en Arte. También trabaja articuladamente con otras instituciones, establecimientos, fundaciones y la Junta de Discapacidad.

“El paciente puede ingresar por el hospital de día, realiza una admisión para inclusión en el mismo; o bien, viene por consultorio externo, donde también se hace una admisión para conocer sus necesidades y cuáles talleres puede realizar. Se trabaja con la persona, el entorno y la familia”, comentó la encargada de Terapia Ocupacional, Ana Pucheta.

Fuente: Comunicación Tucumán.

Compartir

Comentarios