Regino Amado se reunió con Julio Colombres, propietario de la planta fabril. Buscan acelerar las reparaciones en el lugar y garantizar los puestos de trabajo.

 

 El encuentro entre el ministro de Gobierno y Justicia con el empresario, fue con el objetivo de dar inicio a la molienda en el ingenio Ñuñorco ubicado en la localidad de Monteros.

“Conocemos que la actividad del sector no atraviesa un buen momento. Las empresas necesitan una ayuda para comenzar con la actividad”, resaltó Amado y  reveló  que trabajará con las autoridades de los ministerios de Economía, Producción e Interior para gestionar un auxilio financiero , “el gobernador –Juan Manzur– dio la autorización para atender las necesidades de la planta fabril y de las cooperativas ya que la situación preocupa a la población y genera incertidumbres a los trabajadores y al sector comercial que depende, aparte, de la planta”.

En el ingenio trabajan de manera permanente y temporal 500 personas y más de 1000 productores que integran cooperativas que llevan la materia prima. “Estamos convencidos que si los trabajadores están bien hay producción, hay circulante por eso vamos a bregar por ellos”, sostuvo el ministro.

Por su parte Colombres agradeció el apoyo del Ejecutivo para buscar una solución, “hay voluntad política para crear una salida seria y garantizada”, resaltó y explicó que la ayuda económica estará destinada a terminar las reparaciones en la planta: “un ingenio moliendo genera gran cantidad de trabajadores y jornales”. El empresario garantizó que el Nuñorco comenzará la actividad a mediados del mes de junio.

De La reunión también participaron  representantes de la Unión Comercial e Industrial de Monteros.

 

Fuente: Comunicación Tucumán

Compartir

Comentarios