El humorista contó como empezó su carrera, su paso por LV12, el recuerdo de Mario Escobar y el futuro en los escenarios de todo el país.

De profesión: actor, humorista, productor, “metrosexual” o solo “Boligoma”: “era gordito, una bola y goma”, dispara Miguel Martín, quién charló con Fernando Pazos  y Mirian Brizuela en “Café al Paso”.

Sin la gorra del “Oficial Gordillo” reclamó el horario de la entrevista, “es un crimen”. Miguel rompió el hielo contando su experiencia en el show de Flavio Mendoza, “Mahatma, alma grande”. “Me convencieron con una ecuación: vos trabajas tres horas, en dos funciones, a la semana son nueve. ¿No vas a trabajar con nosotros cinco minutos?”, detalló el actor. Fue así que protagonizó una de las obras más taquilleras en el verano.  “Mucho laburo. Yo acostumbrado a poquito: ‘veo una pala y me sale sarpullidos’”, dijo entre risas.

Martín tomó mucho del show. “Hoy tengo vestuarista, productora  audiovisual y banda de música para el espectáculo”, explicó. “Incorporé el corrector de ojeras, no me lo saco para todo lo uso”, tiró y agregó “cuando llegó a Famaillá –ciudad donde nació- los vagos me dicen terremoto en Chile estás a punto de comerte a Mendoza”. 

Los chistes son muy tucumanos y para adaptarlo a otro público Martín modifica algunos términos. “Ahora cuando hago mis espectáculos explicó menos”, contó.

Aprovechando el tiempo

“Por mis hijos hago esto. Trato de aprovechar todo el tiempo. Yo dejo mucho laburo por estar con ellos” remarcó el humorista quien reveló que después de cada función en lo único que pensaba era en volver a su casa, “cuando más queres estar con tu familia más laburo te sale”

Y tal es así que renunció salir de gira durante tres meses con el grupo Los Tekis. “Por eso lo de Flavio fue difícil por el tiempo que estuvimos afuera. Trato de poner siempre primero la familia”.

¿Trayectoria?

Los primeros pasos del artista no fueron en un escenario, sino como vendedor en una casa de electrodomésticos. “Un día llega una periodista –María de las Mercedes Arancibia- al local me hace unas preguntas y se comienzan a reír de una manera… Al otro día me volvió a buscar y me propuso tener un espacio en el programa”, recordó Miguel bautizando como padrinos “mágicos” a Sergio González y Claudia Mattos –el dúo que hoy lidera la mañana en LV12-.

Emocionado nombró a Mario Escobar y como luchó para tener su lugar en el programa que hacía todas las mañanas en la radio. “Siempre venía –a LV12- con un parte de prensa y  una bolsa de medialunas para promocionar mi show.  Un día Mario me convocó le conté un chiste y se ca… de risa. De ahí comenzamos hacer radionovelas. Fue muy lindo”.

Y quedó ese trago amargo. “Era un 24 de diciembre fui al programa de Mario, saliendo me dice el 31 te quiero acá. Nunca fui y el tres de enero falleció. Veía el diario cada segundo para ver si lo revivía. Me quedó eso… Le agradezco a él que me dio la oportunidad cuando empecé”.

Martín también formó parte del programa de Osvaldo “Cacho” García en FMI y República del Tucumán.

Sus pasos en el teatro fue en el Centro Cultural Virla donde grabó en vivo el show. “Todos me decían siempre haces lo mismo, por eso subí a las redes sociales un video del espectáculo donde me ‘quemo solo’, y explota en Córdoba. Después un productor de esa provincia me pide hacer el oficial Gordillo, le dije ya no lo hago, me contestaron lo tenes que hacer de nuevo. Y ahí fue que empecé ganando público”.

Miguel con su show “Choreando a lo grande” estará  por todo el norte. Después llegará a la gran ciudad –Buenos Aires- y continuará por Córdoba, Santa Fé y el sur del país. “¿Poné la palabra humor en las redes sociales y quien aparece? El Oficial Gordillo”.

Pintado por el humor, la humildad resalta en Miguel, “esta radio es mi casa y agradezco el apoyo que me dieron siempre”, cerró.

Compartir

Comentarios