Las mejores raquetas argentinas se lucieron en el polvo de ladrillo francés y vencieron en sets corridos: Delpo derrotó al español Ramos Viñolas y el Peque al croata Coric.

Juan Martín Del Potro y Diego Schwartzman son los previsibles únicos sobrevivientes argentinos que avanzaron a la segunda semana de Roland Garros. La torre de Tandil fue de menos a más y superó por 7-5, 6-4 y 6-1 al español Albert Ramos Viñolas; por su parte, el Peque se impuso notablemente a un tenista al que ni siquiera le había ganado un set en sus enfrentamientos: fue 7-5, 6-3 y 6-3 sobre un joven ascendente croata como lo es Borna Coric.

Del Potro tuvo una jornada acorde a lo que marca su semana en Paris, ya que arrancó titubeando en el primer set ante un firme Ramos. El argentino llegó a sacar para set, desperdició una oportunidad para quedarse con el mismo y el español recuperó su saque, pero falló a la hora de llevar el parcial a un tie break y el 7-5 quedó en manos del número 6 del mundo. El segundo set tuvo un trámite similar desde el arranque con un quiebre por lado, pero volvió a fallar Ramos en momentos claves y cedió su saque en el 4-5. Con dos sets a favor, Del Potro arrasó y se llevó el definitivo por 6-1. Enfrentará al estadounidense John Isner, quien ya lo venció en Miami esta temporada.

La gran noticia de la jornada, pese al triunfo de Del Potro, fue la clasificación a octavos de final, por primera vez en su carrera, de Diego Schwartzman, que venció al croata Borna Coric en sets corridos. Es que el Peque nunca le había ganado al joven europeo y ni siquiera le había arrebatado más de cuatro games en un parcial. Las únicas dudas, más allá de la paridad hasta las últimas instancias del primer set, se dieron a la hora de cerrar el encuentro, ya que perdió dos veces su saque cuando llevaba una ventaja de 4-0. Para seguir agigantando su historia, chocará con el finalista del US Open, el sudafricano Kevin Anderson.

Compartir

Comentarios