El equipo dirigido por Rubén Forestello fue reconocido por haber ascendido ayer a Primera División y asegurar otro cupo de la Provincia en la elite del fútbol argentino.

Todo es alegría en San Martín y el ascenso de ayer luego de dar vuelta la serie, de manera contundente, por la goleada 5-1 a Sarmiento de Junín, extiende las celebraciones hasta el mediodía de hoy. La formalidad que conlleva una visita a la Casa de Gobierno no borró las sonrisas de un plantel que fue recibido en las puertas de la misma como si llegara a La Ciudadela para afrontar un partido.

Juan Manzur recibió este mediodía a la delegación encabezada por el presidente de la institución Santa, Roberto Sagra, y el director técnico, Rubén Forestello, para reconocer el hecho de confirmar a Tucumán como una de las plazas más fuertes del fútbol argentino.

Parte de la multitud que ayer se congregó en Plaza Independencia para celebrar el logro, hoy regresó a las inmediaciones para recibir a aquellos que volvieron a la elite del fútbol nacional y volverán a protagonizar un clásico con Atlético Tucumán en la máxima categoría tras 32 años.

"El ascenso de San Martín fue un logro tremendo, un logro que es de Tucumán, por eso hoy recibimos a sus directivos y a los jugadores, con esta multitud de hinchas que se han juntado acá y han vuelto a llenar la plaza Independencia con alegría, con entusiasmo. Esto es Tucumán, es deporte. Hoy San Martín comienza a jugar con los grandes del fútbol nacional e internacional y esto, como Gobernador me llena de orgullo, de entusiasmo y de alegría”, sostuvo el gobernador.

Foto portada: Alejandro Cruz.

Compartir

Comentarios